sábado, 26 de mayo de 2018

3 cualidades para un buen líder político.


Palabras clave 🔗 #Liderazgo #Comunicación #Líder #Política #Ética #ServicioPúblico

Tenemos la costumbre de realizar listados interminables de las cualidades que debe tener un buen líder político. Eso nos dificulta focalizar en lo importante y, por lo tanto, nos hace perder la capacidad de análisis.
🐦 #Twitter #Tuitea  (copia y pega)
💬 El líder entiende qué significa #Empatía  
Empatía es saber escuchar, inteligencia emocional o comunicación. Pero también habilidades sociales: esa forma de interactuar y relacionarnos con los demás de manera efectiva y satisfactoria.
#Interpolitica #Liderazgo #LíderPolítico #ComPol 🏷

Muchas cualidades se pueden agrupar en alguna central que las englobe a todas ellas. De este tema ya hablamos en #Interpolitica con anterioridad: "La metáfora del espejo y la ventana". Hoy seguimos con ese ejercicio de simplificación. 

Ahora os planteo tres cualidades, y reflexionemos que implica cada una de ellas:
  1. Empatía 
  2. Valores éticos
  3. Capacidad de servicio público y gestión
Si alguna de ellas falta en quienes quieren ser vuestros líderes políticos, no lo dude....el tiempo no lo arregla todo.....sáquelo de sus vidas. Alguien que no sabe escuchar o hablar con otros, que da la espalda a lo que siente el que tiene enfrente: no puede ser tu referente político. Alguien con el que compartes una ideología pero va en contra de tus valores éticos: no puede ser tu representante. No puede ser tu líder, compañero o elección política quien viene a ser servido, a conseguir en política un puesto de trabajo o actuar sin unos principios mínimos de eficacia y eficiencia.

Sigue leyendo...

Empatía

Un líder sabe escuchar nuevas ideas, críticas o comentarios. Es capaz de incorporar todo esto en su visión estratégica y en sus objetivos. Mejora la organización a la que pertenece sumando aportaciones.

El mal líder no escucha, no comparte, no comprende al resto,... 

La empatía del líder político implica INTELIGENCIA EMOCIONAL, un elemento imprescindible para controlar el factor humano que hay en cualquier proyecto político. Entendamos que reconocer las emociones y sentimientos de los demás es necesario para identificarnos con esas personas. Empatía significa tener mayores habilidades y competencias relacionadas con las emociones. Resulta trascendental entender la distancia que hay entre la Inteligencia clásica y la Inteligencia Emocional para asumir que no siempre los "listos" del equipo son los más adecuados para ser líderes de algo o pilares del proyecto. 

Empatía significa inteligencia emocional pero también capacidad comunicativa. Si no comunicas, no te relacionas. Si no hay comunicación, no hay feedback. 

Empatía es saber escuchar, inteligencia emocional o comunicación. Pero también habilidades sociales: esa forma de interactuar y relacionarnos con los demás de manera efectiva y satisfactoria.

Yo no creo en líderes o equipos políticos donde encuentras:
  • Gente que va cabreada por la vida de manera permanente. 
  • Gente que antepone sus objetivos personales a los sentimientos de otras personas. 
  • Gente que valora a las personas por lo "listo" que son aunque sean unos analfabetos emocionales. 
  • Gente que no escucha, que grita, que ordena, que odia al diferente o le repele la opinión contraria. 
  • Gente que no comunica. No dialoga. 
  • Gente que no sabe ponerse en la piel del otro. 


#Infografía  📲 ´Cualidades para ser líder político´


Valores éticos

Los valores éticos son la mejor barrera contra el ejercicio político irresponsable, contra comportamientos poco sanos, contra las estrategias y los objetivos sobrados de ambición, contra la mentira o la corrupción.

Así es, cuando un político hace que su liderazgo se asiente en valores éticos, se auto-controla al sentirse consciente (y responsable) de su conducta y del resultado que causa.  Los valores son la mejor herramienta para aplicar la razón (actuar) de manera correcta y enfocando al servicio colectivo. Esto nos permite ver líderes político que cumplen correctamente con sus sus tareas y esto lo logran con un alto grado de responsabilidad, diligencia y honestidad.

¿Y la ideología donde queda? La ideología deja de ser un elemento a tener en cuenta cuando contradice o va en contra de valores éticos que son reconocidos por la mayoría. La ideología debe acompañar a la política, es la que marca líneas de trabajo, planteamientos o proyectos. Pero la ideología no puede primar en el comportamiento o en la forma de actuar sobre los valores éticos. Sobradas pruebas hay en la historia de la humanidad de lo que implica una ideología que deja a un lado los valores éticos principales. 

Yo no creo en líderes o equipos políticos donde encuentras: 
  • Gente sin valores éticos, sin moral o sin principios. 
  • Gente que se escuda en la ideología o en el ejercicio de lo "útil" o lo "práctico" para mentir, hacer daño, ofender,....
  • Gente que cree que su ideología lo es todo: y de su fe ciega en la ideología al ejercicio del "conmigo o contra mí". 

Gianni Vattimo escribía para El País (1987) sobre "De la ideología a la ética", sus límites y propuestas. Y decía:
Si nos quedamos en la desnuda verdad de los intereses vitales, necesariamente competitivos y contrapuestos (la verdad que la crítica de la ideología quería enmascarar), no queda más posibilidad que el choque de las fuerzas y, en definitiva, el atropello. La democracia no es sólo el dominio de la mayoría sobre las minorías; ante todo es el conjunto de los procesos en que la representación universalizada de los intereses se acentúa explícitamente con la construcción racional del consenso. Para pasar del plano de los intereses inmediatos -el de la pura lucha por la supervivencia- al plano de las representaciones compatibles sobre el que se puede basar el consenso se precisa de un auténtico acto de ascesis (esfuerzo humano por el cambio). 
Más aún que Marx o Nietzsche, el verdadero maestro filosófico de nuestra época posiblemente sea Schopenhauer, que enseña la necesidad de sustraerse, con la dedicación moral, al impulso de la pura voluntad de vivir y a la lucha de los intereses.

Capacidad de servicio público y gestión

Un político debe ser capaz de dos cosas: lo primero, entender que el servicio público es mucho más sacrificado y menos gratificado que la empresa privada; lo segundo, que servir en la vida pública no implica tener menos capacidades de gestión que las que se exigen en el mundo ´real´. 

¿Obvio? Pues no lo parece tanto a la vista de lo que vemos en nuestro día a día. Muchos sirven para ser servidos, otros para colmar sus ´egos´, algunos para enriquecerse o cubrir sus necesidades laborales. Nada de lo que nace de esto puede ser bueno. Y el político que ronda estos vicios no podrá ser nunca un buen líder o gestor político. 

Bien: venimos a servir y no a ser servidos. Y además. Yo espero de un buen gestor político, lo siguiente:
  • Un buen comunicador. Un político tiene que dedicar gran parte del tiempo en comunicarse y relacionarse con personas/equipos. Un mal comunicador no podrá ser nunca un buen gestor político. 
  • Organiza equipos. Para ello determinar correctamente los roles de sus miembros y reparte responsabilidades. Un equipo político necesita un gestor y líder que busca la eficacia del todo y de cada uno de sus miembros.
  • Transmite una visión estratégica del proyecto y la implementa en cada una de las acciones. 
  • Facilita la labor del equipo. Eso implica capacidad de resolver problemas y no generarlos.
  • Capacidad de delegar de manera coherente, correcta y responsable.
  • El buen gestor aparca su labor técnica. No es lo mismo jugar que dirigir a un equipo. Si el político no entiende la diferencia acabará asumiendo responsabilidades que ahoguen su liderazgo.  
  • Capacidad de diálogo con intención de generar acuerdos. El líder político construye mayorías y no se camufla tras el rango, la multitud, la ideología o los argumentos débiles para imponer su visión. 
Muchos elementos a tener en cuenta pero que hemos resumido en tres cualidades: Empatía. Valores éticos. Capacidad de servicio público y gestión.

Y ya sabes....... 

👉 Si te interesa lo que estás leyendo, SUSCRÍBETE a Interpolítica.com

Escribe aquí tu email:


Delivered by FeedBurner
Por @JRBAlgete